Cine y TV

1.500 dólares de multa por grabar una peli en la sala de cine

1.5oo dólares por grabar una peli en una sala de cineEl viernes pasado una jueza de Calgary (Canada) castigó duramente a un espectador que intentaba grabar, a pocos días de su estreno, Sweeney Todd (una comedia musical protagonizada por Johnny Deep, ídolo del “delincuente”): 1.495 dólares de multa, la prohibición de entrar a salas de cine y de comprar o poseer cualquier elemento de grabación de vídeo (incluso teléfonos móviles).

Richard Craig Lissaman, de 21 años, intentó videograbar a los pocos días de su estreno la última cinta de Tim Burton, protagonizada por su actor fetiche, Johnny Deep (quienes ahora mismo son víctimas de otro acto de piratería -aunque es este caso profesional – con la filtración a la web de las fotos de Deep caracterizado como El Sombrerero Loco, su rol en la futura película de Burton, una adaptación de Alicia en el País de las Maravillas).

La dureza de la sentencia es fruto de los cambios logrados en la legislación sobre derechos de autos canadiense logradas por The Canadian Motion Picture Distribuidors Association en junio del 2007 y del hecho de que se probó que Richard Craig actúo con intenciones de lucrar con la copia ilegal.

La sentencia se da a conocer al mismo tiempo que Warner anuncia que dejará de comercializar sus películas en DVD en Corea, ante la aparatosa cantidad de descargas y copias ilegales que inundan ese país.

Nosotros, desde aquí, hacemos una modesta propocisión: que los encargados de las salas del festival de Sitges sean enviado a Canada (cuyo celo en el cacheo de los espectadores llegó a retrasar en más de una hora las funciones), y veréis como nadie más os cuela ni una cámarita de juguete.

Fuente | Segui la Flecha

Imagen | El Universal