Cine y TV

30 años de Blade Runner

Se cumplen tres décadas de un clásico que rompió, para siempre, los moldes de la ciencia ficción en el cine: Blade Runner. Una cinta que cambió la forma de hacer cine y que nos heredó una de las imaginerías más complejas y fascinantes de la historia.

Blade Runner (1982) es una obra de culto que se convirtió en clásico sin haber sido un éxito de pantalla. De hecho, otras cintas del género que se estrenaron ese mismo año (E.T.: The Extra-Terrestrial , Star Trek II: The Wrath of Khan y Tron) fueron realmente taquilleras.

Contó entre sus protagonistas a Sean Young, Edward James Olmos y Daryl Hannah, alrededor de Harrison Ford, y narraba la odisea de un asesino a sueldo que perseguía androides fugitivos en la decadente Los Angeles de 2019.

Recordada por una atmósfera inquietante (heredada de la novela en que se basaba, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? De Phillp K. Dick), uno de lo motivos de su culto estriba en que el Blade Runner (Ford), este asesino, podría ser o no uno de los androides que persigue, llamados “réplicos” en la cinta.

Blade Runner contiene el que es sin duda una de las grandes secuencias de la historia: el monólogo de Rutger Hauer:

httpv://www.youtube.com/watch?v=EPrMow4ak-k

Con motivo de este aniversario, Warner Bros ofrecerá en octubre una edición para coleccionista en formato Blu-ray con las varias versiones de Blade Runner: existen al menos dos. Una (la del estreno en cines) con una narración en off de Harrison Ford y otra (estrenada 10 años después) en la que Scott eliminó la voz en off y un final feliz.