Arte

4,6 millones por un cuadro de Sorolla

483px-Joaquín_Sorolla_004

La playa, el reflejo de los rayos de sol en el agua y en la arena, el Mediterráneo y su peculiar luz. Pocos artistas han captado la esencia del Mediterráneo como Joaquín Sorolla. Uno de sus primeros óleos, Pescadores valencianos (1895), fue vendido ayer por 3,73 millones de libras (4,65 millones de euros) en la sala de subastas londinense Sotheby’s, batiendo su récord en libras, ya que su anterior cuadro, La hora del baño (1904) se había vendido en 2003 por 3,7 millones de libras (aunque al cambio de entonces superaba los 5 millones de euros).

La obra fue adquirida por una fundación europea, y fue la mejor pagada de toda la subasta, que contaba con 124 piezas de pintura europea de los siglos XIX y XX. Es un cuadro en excelente estado de conservación, que estuvo expuesto en la Nationalgalerie de Berlín durante 34 años. No obstante, con el auge del nazismo, el museo decidió deshacerse de todos los cuadros que no estuvieran firmados por un alemán. Desde entonces, la obra, en manos privadas, ha sido mostrada en varias exposiciones de Europa y Estados Unidos.

Pero la obra de Sorolla no fue la única firmada por un español en la subasta de Sotheby’s. Otra de ellas fue La Oterito, del pintor Ignacio Zuloaga. El cuadro representa un desnudo femenino algo provocativo y salió a subasta por 500.00 libras, pero se quedó sin comprador. El que sí se vendió fue Julia, un retrato pintado por Ramón Casas, en el que se representa a su musa, amante y finalmente esposa, Julia Peraire. No obstante, su precio fue bastante más bajo que el del cuadro de Sorolla, ya que se vendió por 283.250 libras. ¡Cuestión de gustos!