Libros

5 grandes libros con seguidores psicópatas (IV)

El guardián entre el centeno de J.D. Salinger
Fans: magnícidas

El libro: The catcher in the Rye es el libro culpable de que la adolescencia se conozca como tal, y que se reconozca como un doloroso período de búsqueda de la propia identidad. En él, Holden Caulfield descubre que odia todo en el mundo, excepto ser un niño… Lo único que no puede volver a ser.

La coartada: Al parecer, el egotismo de Holden lo ha convertido en una inspiración recurrente para asesinos de estrellas.

Mark David Chapman disparó a  John Lennon cinco veces a la entrada de los departamentos Dakota en Nueva York, y declaró que El Guardián entre el centeno era su inspiración: tras su crimen, Chapman sacó su ejemplar y se puso a leerlo a unos pasos de donde había caído su víctima. En la primer página del libro había escrito: “This is my statement, Holden Caulfield” (“Este es mi manifiesto, Holden Caulfield“). En concreto, declaró que había matado a Lennon (a la sazón, un adulto de 40 años) “para preservar su inocencia“.

Pero Chapman no es único asesino obsesionado con un libro que fue, entre 1961 y 1982, el más censurado en las escuelas de los Estados Unidos: Robert John Bardo (quien acosó y asesino a la actriz Rebecca Schaeffer en 1989) y John Hinckley Jr. (el mal tirador que no nos libró de Ronald Reagan) también tenían un ejemplar.

Fuente: Cracked

  • http://novelanegraypoliciaca.wordpress.com/ Blanca

    Hola! Enhorabuena por tu blog! Me ha sorprendido esta entrada porque no me imaginaba que “El guardián entre el centeno” hubiera servido de inspiración a la hora de cometer los delitos que cuentas. Sin embargo, los hechos están ahí y reflejan la enorme influencia de la literatura en nuestras vidas, para bien o para mal.