Cine y TV

5 razones por las que nunca habrá buenas películas sobre videojuegos

RazonesSuper Mario Bros, Double Dragon, Street Fighter, Mortal Kombat, Wing Commander, Tomb Raider, Final Fantasy, Residente Evil, House of the Dead... y la lista sigue: la siguiente peor que la anterior. ¿Porqué nunca se ha logrado una sola buena película basada en juegos de vídeo?

1. Los juegos son para jugar, no para contar
Un desarrollador de videojuegos no se procupa por contar una historia, sino por la “jugabilidad” de su creación. La historia es una mera anécdota para desarrollar situaciones y problemas a los que se enfrentará el jugador.  En en cine, la trama es esencial. Sin trama, no hay interés… o estamos ante una película del nuevo cine iraní.

2. En los juegos, el jugador es el protagonista
En la adaptación de cine, lo que vemos en esencia es otra persona jugar (matar zombies, reventar terroristas, golpear a mutantes)… Y no hay nada más aburrido que eso.

3. La cámara subjetiva no basta
Lo que en un videojuego es el Hud (Head Up Display), esa perpectiva del jugador dentro del juego, en cine se llama “cámara subjetiva“. Lo que en el juego nos permite “meternos” en el juego, en el cine se convierte en un recurso muy limitado: ver desde los ojos de un sólo personaje toda una película es muy tedioso. Especialmente si no puedes tirar del gatillo de su arma.

4. Las adaptaciones de cine no respetan la fuente
Una de las más habituales recriminaciones de los jugadores a las adaptaciones de sus videojuegos preferidos es que sienten que no se refleja fielmente “el universo” de su juego. En realidad, un cineasta tiene muy poco “universo” que reflejar, pues la mayor parte del encanto y la mitología del juego son creados por la mente del jugador: el juego es sólo una escenografía, un paisaje, y sólo existe si se juega en él.

5. Los personajes del juego son menos atractivos en pantalla
Así como el “plot” de un juego podría desarrollarse en 10 minutos (o menos) de una película, ocurre algo similar con los personajes. Los personajes de videojuego son sólo una imagen, una idea. Para decirlo pronto: nuestros personajes de un juego son nuestros favoritos por lo que ponemos de nosotros en ellos, pero fuera de eso son interfaces sin la personalidad y el carácter que define a un gran personaje cinematográfico.

Fuente | The Movie Blog