Cine y TV

Acero puro: el boxeo cibernético ya está aquí

En el futuro, los boxeadores serán obsoletos, y en su lugar androides de tamaño de un refrigerador familiar se enfrentarán en torneos donde la amputación de miembros, las descargas eléctricas y los chorros de aceite sustituirán al honor de los viejos gladiadores.

Ese es el universo que describe Acero puro (Real Steel), una nueva cinta de los estudios DreamWorks Pictures, y el mundo donde se mueve Charlie Kenton (Hugh Jackman) uno de esos boxeadores desplazados por las nuevas reglas del pancracio, y que para ir al día se ha reconvertido en un entrenador de robots boxeadores: usando un gigantesco joystock (muy parecido a un iPad), manipula al androide para que haga lo suyo en el ring.

Charlie no sólo es una reliquia del boxeo, también es un desplazado por la vida: ante la noticia de la muerte de ex esposa, y de que es padre de un niño de diez años, Max, no se le ocurre mejor plan que vender el niño por 5.000 dólares a su ex cuñada, quien desea adoptar al niño. Para guardar las apariencias, Charlie accede a hacer de padre por un par de semanas.

Un simulacro que lo complica todo, pues Charlie no se encuentra en su mejor momento: acosado por sus acreedores, apostando mal, sin un robot que responda en la lucha como el necesita, acumulando derrotas…

Sin embargo, la llegada de Max a su vida (un experto en pelas de robots) traerá una cierta esperanza: de la ríspida convivencia forzada, padre improvisado e hijo se lanzarán a la búsqueda de un mítico robot, arrumbado en un basurero, que podría ser la respuesta, y la posibilidad de que Charlie llegue a ese lugar que siempre soñó..

Acero puro, dirigida por Shawn Levy, destaca por sus impresionantes efectos visuales, y por las deslumbrantes peleas entre robots. Con reminiscencias de Transformers, pero en un plano más humano, y con un toque de un tema clásico en el cine: el boxeador fracasado que regresa por el triunfo que la vida le ha negado.

Quizá un tanto corrida hacia el cine espectáculo de la peor calaña (música machacona en cada secuencia, personajes cortados con cuchillo de carnicero, estética videoclipera), Acero puro, sin embargo, logra conmover por la notable actuación de Jackman y el carisma del robot protagonista. Y, sin duda, por esa magia cinematográfica que posee el boxeo.

Para ir abriendo boca puedes ver los trailers del film e ir calentando motores para su estreno.

Acero puro (2011) dirigida por Shawn Levy,  protagonizada por Hugh Jackman, Evangeline Lilly, Dakota Goyo, llega a las salas españolas el 21 de octubre.