Cine y TV

Alex de la Iglesia en los Goya

Lo más relevante de la última entrega de los Goya fueron las protestas en contra de la llama Ley Sinde (cuya intención es regular el espacio de las descargas en Internet). Algo que no habla muy bien de la ceremonia y de los premios en sí. Y es que si se trata de emular el glamour de los Oscar, pues también se podría imitar de paso algo de la dinámica y el envoltorio de los premios originales, ¿no?

Los llamados “antisinde” se divirtieron tirando alguno huevos y convirtiendo la alfombra roja en un remedo de V de Vendetta (cuando una lectura de la obra de Alan Moore les haría enterarse que la web y el ícono que eligieron no son mutuamente excluyentes). La Academía, lejos de agradecer el empuje al rating que últimamente regalan las protestas sociales, lanzo algunas poco amables invectivas en voz de Jorge Drexler y Pau Dones (dos figuras que, si nos los preguntan, deberían sentirse a salvo de las descargas ilegales).

Si hay algo que valió la pena de los Goya (en serio) fue el honesto y valiente discurso del Alex de la Iglesia. Una joya de la sensatez y de la capacidad de ver más allá de las ansias recaudatorias: “Internet no es el futuro, es nuestro presente”. Esta es la voz del mejor presidente que ha conocido la Academia.

httpv://www.youtube.com/watch?v=HjAg4pWxW0A

Ustedes se lo pierden.

ACTUALIZACIÓN: La llamada “Ley Sinde” acaba de ser aprobada por el Congreso.

Imagen | ¿Qué es?