ArteEventos

Altamira se reabrirá para unos pocos afortunados

AltamiraBison

La Cueva de Altamira podrán volver a visitarse de forma muy limitada por visitantes no vinculados a su investigación y conservación con motivo de un experimento.

La Cueva de Altamira fueron cerradas a la visita del gran público en el año 2002, debido a que el exceso de visitas amenazaba seriamente la conservación de las pinturas rupestres.   Incluida en la Lista del Patrimonio Mundial en 1985 a petición del Gobierno de España, la Cueva de Altamira había estado abierta al público desde 1917. Fue descubierta por un tejedor, Modesto Cubillas, hacia 1868, cuando uno de sus perros se adentró en ella durante una cacería. Con gran acierto avisó de su descubrimiento al experto Marcelino Sanz de Sautuola, quien visitó la cueva por primera vez en 1875. Tras años de ser estudiada se reconoció que la cueva poseía pinturas rupestres que tienen una antigüedad de entre 13.000 y 35.000 años, siendo el primer lugar en el mundo en el que se identificó la existencia del arte rupestre del Paleolítico superior.

El experimento que permitirá visitar la cueva en persona se hará con cinco personas semanalmente, escogidas al azar entre los visitantes del Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira, en el que existe una impresionante y precisa réplica de la cueva y sus pinturas. Los elegidos deberán comportarse como investigadores, incluso en la vestimenta. Este grupo de cinco personas serán acompañadas por un guía, por lo que la visita se reduce a 6 personas por semana, lo que equivale a unas 192 personas en los 8 meses que durará el experimento, que tiene como objetivo analizar el impacto que supone en las pinturas la presencia humana: la temperatura del aire y de la roca, la humedad, la contaminación microbiológica, las filtraciones, los niveles de CO2, etcétera.

Y si no tenemos la suerte de ser elegidos, no es mal premio de consolación visitar el Museo y la cercana localidad de Santillana del Mar.