Libros

Amazon prueba con la edición

Este año, el gigante de la venta al detalle online, Amazon, ha iniciado su andadura como editor, y va a lanzar 122 títulos, obras por las que realizó contratos directamente con los autores, sin intervención de una editorial o agente.

Entre estas obras se encuentra la autobiografía de la directora Penny Marshall, que obtuvo un anticipo de 800.000 dólares (583.000 euros) por ella.

La iniciativa de Amazon (que se ha agenciado a muchos autores disputados por las editoriales estadounidenses), no es bien vista por el mundo editorial, cuyos miembros cree que el gigante de las ventas online se adjudica tareas que le corresponden a los editores, los agentes y los críticos.

Uno de los editores consultados por The New Yor Times acerca de este salto de Amazon a la edición, expresó el sentir del sector con una sola frase: “Los editores están aterrados y no saben qué hacer”.

¿Quieres entender el futuro del mundo editorial? Asiste a  los cursos que se ofrecen para hacerlo.

Para muchos, esta nueva rama del trabajo de Amazon está por eliminar todos los intermediarios en el negocio del libro, de manera que al final sólo quedarán los dos actores principales del negocio del libro: quién escribe y quién lee.

Amazon ofrece a los autores servicios que las editoriales tradicionales han ido perdiendo. Por ejemplo: saber cuántos libros han vendido y en qué ciudades, así como la oportunidad de mantener contacto con cada uno de sus lectores.

¿Qué están haciendo los editores al respecto? Por ahora, se lo toman de la peor manera posible, como en el caso de la escritora Kiana Davenport, una hawaiana que se vio obligada a retirar uno de sus libros editados por Amazon para no perder un contrato con Penguin.

¿Vivimos la reinvención del mercado editorial? ¿Estamos por ver algo similar en español?