Noche y Gastronomia

Aspen: tradición y buenas maneras en el corazón de la Moraleja

restaurante-aspen_124534

En algunas ocasiones el éxito de los locales o restaurantes viene directamente asociado a la elección del momento de su apertura y a una ubicación adecuada;en encontrar la posibilidad de ofrecer un servicio donde este no existe o donde la posibilidad de desarrollarlo es solo imaginable en la mente de algunos.

Este podría ser el caso de Aspen (Plaza de la Moraleja s/n), ese clásico restaurante del exclusivo barrio madrileño de La Moraleja, que encontró en la plaza central de esta urbanización de campanillas, el espacio perfecto para desarrollar su propuesta. No quiere esto decir que Aspen no merezca el éxito que tiene desde su apertura en el año 2002, pero si es cierto que fue el precursor gastronómico de un entorno que hoy ofrece variadas opciones, y que la parroquia en estos lares ha valorado la fidelidad de su servicio y la calidad de sus platos.

Es Aspen, por la afición al esquí de su fundador, un local que intenta transmitir un ambiente de tranquilidad y sofisticación propio de la más famosa estación de esquí de Norteamérica. Tonos claros en su decoración acompañados del punto exacto de maderas en sus sillas y mesas, que convierten el conjunto en un local acogedor y agradable.

En la cocina, el clasicismo se impone en las propuestas; tradición que resulta muy del gusto de su fiel clientela, y que incluye creaciones como su destacable tortilla de patatas, su muy buena ensaladilla rusa, o sus cremosas croquetas de chipirones en su tinta.

Famoso por su muy trabajado steak tartar, uno de los más famosos de la ciudad y que se ofrece con o sin huevo frito, en Aspen encontramos también una hamburguesa de notable carne con una salsa barbacoa casera que la complementa correctamente, o un rodaballo salvaje o un tartar de atún que sin suponer ninguna innovación radical en la cocina madrileña dan un muy buen punto a la que siempre es una comida acertada y de destacable nota.