Cine y TV

Avatar 2 se retrasa tres años

No será sino hasta 2016 cuando el público pueda volver a fascinarse con ese mundo digital cuya belleza le ha hecho ingresar de lleno en los cursos de historia del cine. Pandora, el planeta de Avatar, con sus árboles sabios, sus danzas y sus nativos tan parecidos a estilizados gatos azules, no podrá ser visitado por sus fans, tal  y como James Cameron les había prometido, en el 2013, sino hasta tres años después.

Este enorme retraso, inédito en la historia del cine, no se debe a presupuestos, sino al ya mítico deseo de perfección de Cameron.

Durante la presentación de los avances del reestreno de Titanic (en su versión en 3D), ha sido anunciado el monumental aplazamiento de 3 años para la presentación de la segunda parte de Avatar, el filme de pretensiones ecologistas con el que Cameron redefinió los limites del cine de animación.

Fue John Landau el encargado de hacer el anuncio y explicar las razones de a dilación: el deseo que tiene James Cameron de alcanzar otra cuota de innovación con esta segunda parte de su Avatar.

El reto a vencer en esta ocasión, tras perfeccionar la técnica de captura del movimiento y alcances de las cámaras en 3D, es la velocidad de filmación. Cameron quiere desarrollar cámaras que filmen casi al triple de la velocidad normal: de los 24 fotogramas normales, a 60 fotogramas por segundo. Más allá de los 48 fotogramas que alcanza Peter Jackson en su trilogía de El señor de los anillos.

Valdrá la pena esperar, asegura Landau.