Cine y TV

Awake: Universos soñados

Hemos visto el piloto de la nueva serie de la NBC, Awake (Despertar), y nuestra valoración es que se trata de una serie prometedora, y que si logra sobrevivir al imperio de las audiencias estaremos ante un nuevo clásico.

La sensación onírica que despertaban los mejores episodios de Lost y casos policiales duros, en una serie que se mete de lleno en las posibilidades de los universos paralelos, o de los universos soñados y mutuamente excluyentes. La pregunta que lanza es fascinante: ¿Y si al dormir habitamos en otro universo inaccesible? Y de ser así: ¿Cuál de ellos es la realidad?

Michael Britten (Jason Isaacs, el padre de Draco en Harry Potter) es un detective de homicidios que sufre un terrible accidente de coche. Al despertar tras el siniestro, encuentra que su mujer ha muerto, y su vida transcurre en resolver crímenes para una división que no cree en su estabilidad mental, y en tratar de insuflar vida a su hijo, también superviviente del accidente. Sin embargo, cuando se duerme despierta en otra realidad donde su mujer sobrevivió al accidente, y donde su hijo muerto es la losa que pesa sobre su matrimonio.

Con gran sentido del ritmo, el piloto nos lleva de una realidad a la otra: dos niveles que comparten elementos (en ambos, Michael visita a un terapeuta obligado por la División y los psicólogos intentan convencerle de que la otra realidad es un sueño). Es esta lucha entre las dos vigilias lo que imprime un peso inquietante a la serie: asumir que una de las realidades es falsa supone perder a su esposa o a su hijo irremediablemente. La decisión que el final del piloto toma Michael puede dar para mucha serie.