Eventos

Banksy contra los Juegos Olímpicos de Londres

El grafítero más célebre del mundo (tiene su propio documental y llegó a participar en la creación de una polémica secuencia de introducción de Los Simpsons), el enigmático Banksy (nadie conoce su rostro o verdadera identidad) no ve con buenos ojos la gesta olímpica, y así lo ha dejado establecido con una de sus obras callejeras.

Un grafití de Banksy ha aparecido en el norte de Londres, y quienes la han visto creen que contiene una crítica el jubileo de diamantes de la reina Isabel II y los Juegos Olímpicos que van a celebrarse en esta capital.

En la obra, pintada sobre la pared de un local comercial, se ve a un niño de asiático. No tiene calzado y su vestimenta está desgastada. El niño se inclina sobre una máquina de coser. Ahí se ve la pieza en la que trabaja: banderas del Reino Unido. Se trata de las mismas que decoran las calles de Londres para celebrar los sesenta años en el trono de Isabel II: su jubileo de diamantes.

Para lo medios locales, la pintura es “una crítica al gasto que supondrán las celebraciones”, frente a los ínfimos niveles de vida que padecen los países sub desarrollados. También se ha visto en la obra una crítica frontal a Londres 2012: la prensa descubrió que muchos de los uniformes de atletas y voluntarios fueron confeccionado en talleres de Indonesia, donde se permite la mano de obra infantil. La pintada se encuentra dentro de la ruta que va a recorrer la antorcha olímpica en su camino hacia el Estadio Olímpico.

Las autoridades de Londres, en un caso o en otro ya han cubierto la pieza con un cristal.