Eventos

Bayona con Banco Sabadell

Possible And Impossible Keys Show Optimism And Positivity

Banco Sabadell continúa llegando a la gente desde la sencillez y la vida cotidiana. Un banco volcado en hacer las cosas bien.

A través de sus entrevistas por el cambio, ahora nos presenta una imagen de J. A. Bayona.

José Antonio Bayona, director de cine de 2 grandes “alfombras rojas” como son el Orfanato y Lo Imposible, nos desvela su yo interno a través de la conversación con Julia Otero. Digo conversación porque esta serie de entrevistas que nos ofrece  Banco Sabadell, bien podrían ser charlas de viejos amigos en un bonito café de cualquier ciudad del mundo.

“La primera vez que fui al cine con 4 años”, nos cuenta Bayona, “ya sabía que yo quería formar parte de ese mundo”. La esencia está en nosotros, siempre está ahí, tenemos que tener el valor de sacarla, de demostrarle al mundo y sobre todo a nosotros mismos que es posible, que se puede, que perseguiremos nuestro sueño aunque haya que cambiar el mundo y ponerlo del revés.

Los aplausos y las ovaciones no son la meta, son el alivio al trabajo bien realizado. Es una magnifica filosofía de vida, sin ninguna duda, porque lo importante siempre es el recorrido, nunca la meta. La meta dura segundos, el recorrido es largo y tiene grandes momentos.

No cambiar es estar agarrotado, es conformarnos con lo que otros decidieron que nos tocaba. El cambio es vida, es una oportunidad de mejorar, de decir esto sí es lo que yo decido.

Los cambios siempre dan miedo, pero siempre son necesarios. Así lo piensa también Banco Sabadell, el sí apuesta por el cambio, por las cosas bien hechas.

Bayona nos dice que el cine es la mezcla entre lo que has vivido, lo que te gustaría vivir y lo que te da miedo vivir. Es una suerte ser director de cine y poder recrear esta sensación en la gran pantalla, pero posiblemente eso nos pase a todos, aunque no lo podamos hacer llegar a tanta gente. Todos crecemos con esos miedos, miedo a que el pasado nos pueda afectar en el presente, miedo al presente que nos pueda jugar una mala pasada hacia el futuro, y miedo al futuro por lo incierto.

En el cine, como en la vida no hay nada imposible. Si se puede imaginar, se puede lograr. Y si se puede lograr, ¿a qué esperamos?. Digamos siempre sí al cambio, siempre sí a la evolución, y si nos equivocamos, aprendamos de nuestros fracasos y volvamos a empezar…la vida transcurre en el camino.