Cine y TV

Buried: la película del año

El nuevo fenómeno taquillero es un título que hace pensar en el malogrado manifiesto Dogma de Lars Von Triers. Buried (Enterrado, dirigida por el español Rodrigo Cortés) es un filme en donde el protagonista recobra la conciencia bajo tierra, en un ataúd, con unos pocos objetos a su alcanza. Y ahí permanece durante toda la película.

Según los rumores, la cámara nunca sale del sarcófago, donde el actor Ryan Reynolds lucha por por su vida, en su papel de Paul, un contratista independiente en Irak que sufre en carne propia el extremoso carácter revanchista de los insurgentes locales.

La película abre con el contratista atado, bajo tierra.
Entre los pocos objetos con los que cuenta hay un móvil, con el que habla con otros personajes en el exterior. Entre ellos sus secuestradores, que le demandan consiga 5 millones de dólares como su rescate. O morirá de asfixia. Sádico, ¿no?

¿Se puede salir de un ataúd a tres metros bajo tierra con un encendedor zippo, una linterna, un lápiz y un cuchillo? Buried tiene la respuesta.

Buried se estrena en España el 1 de octubre


Fuente | Vanity Fair

Sitio Oficial | Experimenta Buried