Cine y TV

Crítica: The Cabin in the woods

Depositphotos_8969579_m

“La cabaña del bosque” (The Cabin in the woods, 2011) es una de las más interesantes películas de horror recientes que por alguna razón ha visto retrasado su estreno en España (en Estados Unidos apareció en diciembre del año pasado). Un retraso que es más notorio si se considera que entre sus responsables se encuentra Joss Whedon (el guionista que ha reinventado y convertido en exitosa franquicia a Los Vengadores). ¿Qué es lo que hace a esta cinta en apariencia del montón algo relevante?

Homenaje a Lovecraft

Justamente en esta postrera semana de agosto, en que se celebra un cumpleaños más de Howard Phillips Lovecraft, nos honra señalar que esta cinta de Drew Goddard es un homenaje a los mitos desarrollados por el escritor, pero no diremos más al respecto para no arruinar la sorpresa a nadie). Sin embargo, baste decir que “La cabaña en el bosque” es algo más que lo que revelan sus primeros minutos.

Un aparente slasher

Y es que desde un punto de vista convencional, “La cabaña en el bosque” es la clásica cinta de tortura y masacre de adolescentes: un grupo de universitarios va a un bosque paradisiaco, a una cabaña en un lago. Durante todo el trayecto son observados por una extraña caterva de científicos en algo que parece una base militar. La cabaña está llena de cámaras ocultas, y ventilas que intoxican con hormonas y drogas a los involuntarios participantes de lo que parece un experimento… pero nada es lo que parece en esta cinta, y si se continúa adelante, no sólo habrá Lovecraft, sino homenajes a los grandes títulos del cine de horror de todos los tiempos.