Cine y TV

Cáncer en directo

¿Cuáles son los límites de la televisión?

Cancer En Directo

Hace diez años, cuando llegó a España la primera versión de Gran Hermano, se elevaron voces de protesta (muy tibias) por lo que parecía una invasión a la intimidad que ensanchaba los límites del poder televisivo: “La vida en directo“, rezaba ese slogan. Diez años después, comprobamos que, en efecto, la televisión no conoce límites, y que 1984 de Orwell está llamada a pasar de advertencia a novela costumbrista

Jade Goody, una actriz televisiva inglesa menguante, se enteró esta semana de que tiene cáncer. Es madre de dos hijas. Un drama humano aterrador. La notable es que recibió la noticia en horario de máxima audiencia, frente a una cámara, en el confesionario de la versión inglesa de Gran Hermano: Gran Boss 2. Abandonó el concurso luego de 3 días de permanencia para someterse a un tratamiento en su natal Essex (Inglaterra).

Jade Goody volvió brevemente a la fama televisiva cuando participó en la versión VIP del Big Brother inglés, no tanto por su encanto como por los dichos racistas sobre una participante Hindi, Shilpa Shetty (se negó a comer la misma comida, pues consideraba que no se lavaba las manos, y la llamaba Paki, una forma despectiva para referirse a los emigrantes hindúes).

Y, si insultó a una actriz bollywoodense, ¿qué hacía la Goody en la India? Ante el odio que despertó en el país oriental (se realizaron quemas de efigies suyas), los productores la llevaron a Big Boss para elevar la audiencia. El plato fuerte: Shilpa, la discriminada, es la conductora del programa…

Y estaba el extra del cáncer: Jade se había realizado una biopsia antes de partir a la India, y todas sus entrevistas giraban alrededor de su miedo a recibir los resultados.

Ahora que Jade se ha ido para luchar contra su enfermedad a solas, esperamos a ver qué as se sacan de la manda en Big Boss para elevar el rating… Y sentimos miedo.

Fuente | Clarin