Libros

Carlos Fuentes, libretista de ópera

En el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México), en el Teatro Diana de esa ciudad, y dentro de los ya  largos festejos con que las autoridades mexicanas celebran los 80 años de vida del autor de Aura, La muerte de Artemio Cruz y La Región más transparente del aire, se realizó la tercera escenificación de Santa Anna, la ópera del cubano José María Vitier, con libreto de Carlos Fuentes.


carlos-fuentes-libretista-de-opera

Representado (en las tres ocasiones en que la ópera ha sido escenificada) por el tenor mexicano Fernando de la Mora, Santa Anna es uno de los personajes más aterradores de la historia política mexicana del siglo XIX: 11 veces presidente, cedió la mitad del territorio de su país a los Estados Unidos (incluyendo Texas); cuando perdió una pierna durante una batalla, le organizó un cortejo fúnebre con todos los honores.

En su estreno, en diciembre del 2008, la ópera pasó a segundo plano, y poco importaron los esfuerzos de Carlos Fuentes ante otro espectáculo: en ese mismo teatro en que se presentó este fin de semana, en la segunda fila se encontraba Gabriel García Márquez, en la que significó la reconciliación tras largos desencuentros (y un ojo morado) entre los dos miembros del ya mítico Boom. Aureliano Buendía, el coronel protagonista de Cien años de Soledad, hace una breve aparición en el escenario.

Desgraciadamente, en esta, como en sus presentaciones anteriores, Santa Anna exhibió las grandes carencias de Fuentes como letrista y el espéctaculo (carente de ritmo y pasión) no justificó el año de trabajo y el medio millón de dólares invertidos en la puesta (una cuarta parte del presupuesto total destinado a los teatros por el gobierno mexicano). La crónica de la Revista Ñ destacó las palabras de una anónima escritora argentina: “Parece una graduación del secundario, faltan los padres”.

Fuente | Revista Ñ

Imagen | Proyecto Veracruz

  • M. Cuevas

    Ni la música, ni el libreto son buenos en esta obra, principalmente este último. Todos sabemos que Carlos Fuentes es un gran literato y un imposrtante valor de este País, pero definitivamente como libretista de ópera es mas que malo, su “Santa Anna” es antimusical, inconexo, carente de pasión, piensa el señor Fuentes que con echar chigados y pendejos le da modernismo a su trabajo, que falta de conocimiento de la ópera como tal. Recomendamos que el maestro Fuentes lea y estudie primero personalidades como Eugenio Escribe, Felice Romani o Salvatore Camarano, o lea los trabajos para ópera del mexicano Alberto Michel, y sobre ello se comporte todo lo “moderno”, pero la base sólida del texto musical. Ahora, sobre la música de esta ópera, mejor no hacer comentarios… no vale la pena.

  • Pingback: Carlos Fuentes (1928-2012) | Blog Libros