Cine y TV

Celda 211: épica carcelaria

Dicha sea la verdad, la andanada de Goyas y el éxito de taquilla nos habían quitado las ganas de ver la última película de Daniel Monzón, cuya filmografía no anunciaba de ninguna manera el pulso y la sabiduría narrativa que toman por asalto al espectador en cada minuto de esta revuelta carcelaria de la Celda 211.

El relato es terriblemente sencillo y eficaz: en su primer visita a la cárcel donde trabajará como custodio, Juan (Alberto Ammann) queda atrapado cuando los presos inician una revuelta comandados por Malamadre (el increible Luis Tosar), un asesino que reclama mejoras en la vida carcelaria a cambio de respetar la vida de tres presos etarras. Juan no tiene más remedio que hacerse pasar por otro preso intentando sobrevivir.

Poco a poco, sin embargo, Juan descubre que las bestias con las que ha quedado encerrados no son tales, sino hombres que demandan una vida más digna, y llegará el momento en que, de la manera más terrible, el joven custodio se verá obligado a decidir entre los policías y los ladrones.

Sin dar un descanso al espectador, quien queda prácticamente sin aliento hasta el último cuadro del filme, Celda 211 es una gran cinta, lejos de los fantasmas y elencos multinacionales que parecían haberse convertido en las grandes facilidades del cine español.

Imagen: Málaga de Cine

  • Cipoboedo

    Saludos desde Argentina. Esa peli la quiero ver pero acá tuvo poca difusión, una lastima. Buen blog, lo ubique por punto hispano.
    Si les interesan los cortometrajes, pueden ver mis trabajos en http://www.sebastianvargas-cine.blogspot.com