Música y Teatro

Coleccionismo de discos, esa enfermiza pasión

Coleccionismo De Discos Esa Enfermiza Pasion

Aquellos que aún creen que los discos de vinilo siguen siendo el mejor formato al momento de sentarse a escuchar un poco de música, los que aborrecen a esos posavasos del futuro que son los CDs y que, además, se han pasado horas y horas, muchas veces infructuosamente, ensuciándose los dedos en áticos pringosos con tal de sumar otra valorada pieza se sentirán plenamente a gusto leyendo la serie que la versión online de La Escuela Moderna viene publicando desde hace algún tiempo.

Bajo el simple y nunca más acertado título de “Coleccionistas”, el brazo armado en la red que tiene el fanzine con base en Barcelona y conducido, entre otros, por los hermanos Uri y Kiko Amat, se propone mostrarle al lector la pasión enfervorizada por la acumulación de discos que tienen personajes de aquí y allá, donde van ventilando sus obsesiones y todo tipo de cuestiones que harán las delicias de cualquiera que haya pasado por situaciones de la misma indole.

Ya han desfilado por las páginas de dicha sección unos 19 collectors del mundo entero, la mayoría héreos desconocidos que han invertido buena parte de sus vidas (y su capital) en hacer crecer sus arcas de discos de vinilos, porque, claro está, CD es una mala palabra entre la gran mayoría de los coleccionistas, o en todo caso un mal necesario si la pieza en búsqueda alcanza precios descomunales.

Así, los acopiadores de música van respondiendo un cuestionario con las mismas preguntas para todos ellos. Vale la pena detenerse en uno de los apartados especial: el anecdotario que rodea a la parafernalia del coleccionista. Allí podremos escuchar historias que exceden lo que cualquier persona entiende por normalidad. Sin ir más lejos, en la última entrega, el coleccionista Nick Brown relata que ayudó a una niña de 12 años con sus tareas de matemáticas para que lo deje explorar los discos de su padre o que un propietario de una tienda de discos (personajes que merecen todo un párrafo aparte) se pintaba de negro su cabeza para paliar la alopecia. Imperdible.

Imagen: Zombie Halfway House