Cine y TVMúsica y Teatro

Cómo elegir un DVD con tu pareja

Como Elegir Un Dvd Con Tu ParejaCualquier cinéfilo sabe que no hay nada más mortal para la convivencia en pareja que ir juntos a rentar un DVD, y es que puede  que vivamos en un tiempo que se solaza de la igualdad lograda entre los sexos, pero a la hora de la verdad hay una clara frontera entre películas para chicos y películas para chicas, quizá porque el cine es menos hipócrita que todos nosotros, y sabe que la guerra de los sexos sigue ahí.

De modo que nos podemos pasar 2 horas entre los estantes y salir con una elección que nos hará sufrir quejidos y miradas vidriosas por el resto de la noche, o ser dóciles y quedar obligados a tragar un infumable tanque.

¿Cómo podemos elegir una DVD que nos garantice un momento inolvidable con la persona amada?

Lo que NO hay que hacer

Nunca le preguntes al encargado. Tarantino sólo hubo uno. Los encargados de los videos son empleados recién salidos de la adolescencia que difícilmente saben leer de corrido, y que cumplen con el deber de todo empleado mal pagado: deshacerse de ti con lo primero que les viene a la cabeza.

No uses el método “Ahora elijo yo, mañana tú”. Imponer tus gustos o dejarte imporner las apetencias de la otra parte, aunque sea por turnos, sólo garantiza rencores y reproches a futuro del tipo “y me obligaste a ver esa porquería”.

Jamás elijan una juntos. Ir de título en título hasta que ambos encuentren uno que los satisfaga en un 50%, además de ser una enorme perdida de tiempo, sólo te demostrará que toda pareja, por bien cimentada que se encuentre, siempre tiene puntos irreconciliables. Brad Pitt es uno de los más frecuentes.

Lo que puedes hacer

El método de las cinco. Una de las partes involucrada elige 5 DVD que le gustaría ver y que creen que la otra persona no odiará, y deja que elija la que finalmente verán. Cinco, porque es más fácil y más rápido que elegir sólo una, y entre más sean las opciones, más posibilidades hay que tu pareja encuentre algo que le interese. La clave: no esmerarte en complacer a tu pareja, sino en no elegir algo que le disguste.

La próxima vez, la otra parte elige las cinco que tú no odarías. Y así sucesivamente.

Pruébalo. Verás que tu vida amorosa y cinéfila gana con ello.

 Fuente | The Movie Blog