Cine y TV

¿Cómo fue el debut de Ashton Kutcher en Dos hombres y medio?

Anoche, a través de CBS, en los Estados Unidos, pudo verse el primer episodio de la octava temporada de Dos Hombres y Medio, el primero sin Charlie Sheen en el protagónico, y el primero con Ashton Kutcher como su reemplazo.

¿Cuál es la valaración del inicio de esta nueva etapa?

Alguno críticos resumen así la situación actual: la serie debería llamarse Un hombre, un medio hombre y un niño hombre. El hombre sería Jon Cryer, el medio hombre, Angus T. Jones, y el niño hombre, Ashton Kutcher.

Y es que el que el nuevo personaje, Walden Schmidt, es lo opuesto a Charlie Sheen: dulce, nada sacástico, incluso inocente, y con el corazón roto. Sin embargo, y he aquí la “gracia” de este potentado de internet que llega a comprar la casa de Charlie Harper y termina adoptando a sus inquilinos, Waden está “muy dotado” anatómicamente…

El veredicto de la crédito es, esencia, que Kutcher “no está tan mal”.

Comentarios aparte merece la mitad de este open season, en una de las demostraciones de sadismo más logradas de los últimos tiempos en la televisión, con lo que se refiere al destino y disposición del finado Charlie Harper. Todo, y desde luego, una venganza personal de Chuck Lorre, el productor de la serie, por todas los escándalos que Sheen protagonizó antes y después de de su despido en la inacada séptima temporada.

¿Cómo muere Charlie Harper? Uno de los personajes lo explica así: “Su cuerpo sencillamente explotó, como un globo lleno de carne”. Sus conquistas, que asisten a su funeral, tienen como único legado del conquistador enfermedades sexualmente transmisibles.

No nos pareció gracioso.