Excursiones y Aventura

¿Cómo viajar más barato?

Viajar

Encontrar viajes baratos no es ninguna ciencia; se trata únicamente de saber cómo y dónde organizar el viaje. Para ello existen varios trucos que, si se ponen en práctica, pueden reducir el coste de nuestra próxima escapada de forma considerable.

Antes de viajar, hay que tener en cuenta que el precio de los vuelos varía considerablemente en función de la temporada del año y del mes, y también del día de la semana (evita los fines de semana). Para encontrar el vuelo más barato, lo más aconsejable es recurrir a los buscadores online que comparan los precios de varias compañías en un solo click. Además, si el tiempo no apremia, viajar con escalas o rutas indirectas puede ser una opción más económica. Finalmente, combinar compañías aéreas distintas en la ida y la vuelta o hasta aeropuertos diferentes, también puede resultar más barato que los packs cerrados que ofertan las compañías.

Viajar baratoUna vez en el destino, ahorrar en el alojamiento también es posible. Además de los albergues y de los B&B (Bed and Breakfast), ha surgido un fenómeno que está revolucionando el turismo en los últimos años: alquilar una habitación o un apartamento privado. Últimamente han aumentando las páginas web que permiten contactar con personas que alquilan habitaciones libres en sus casas durante unos días, un apartamento o incluso, un sofá. Puede ser una experiencia mucho más gratificante y, sin duda, barata. Otra opción similar es el intercambio de casas, para lo que existen también muchos portales en internet.

Y a la hora de comer, intenta evitar los restaurantes más turísticos. Además de recurrir al bocadillo o comprar la comida del día en el súper más cercano, comer como un autóctono es la opción más económica. Y por supuesto, aprovechar al máximo el bufet del hotel en el desayuno para coger siempre algo de más de cara al almuerzo, es toda una norma.

En cuanto al gran desembolso que suponen normalmente las visitas a los monumentos y museos más turísticos, infórmate antes de llegar de los días en los que éstos tienen descuento o son directamente gratuitos. Además, el carnet joven europeo o los carnés universitarios permiten disfrutar de grandes descuentos (incluso entradas gratuitas) en muchas de las principales visitas turísticas obligadas.

Ahora sólo queda poner en marcha estos consejos y… ¡disfrutar del viaje!.