Libros

Comprar libros

Comprar Libros

Sin duda alguna es una de mis actividades favoritas. A veces buscando algo en especial y otras simplemente un poco viendo qué hay, es una actividad que puede hacerse hoy día de modos muy diversos. Desde las clásicas librerías donde se encuentran novedades de todo tipo, a las tradicionales tiendas de libros usados (con su aroma característico y llenas de sorpresas) hasta las muy prácticas compras online. Las opciones son muchas, para quienes disponen de tiempo y quienes no, e incluso para todos los bolsillos.

Una buena librería tiene que tener como factor clave vendedores que conozcan a fondo su trabajo. Un buen asesoramiento y disponer de tiempo para buscar y preguntar mucho son aspectos fundamentales. Las librerías algo caóticas, con un poco de todo, aunque no esté muy ordenado son mis favoritas, siempre que se disponga de un vendedor que sea capaz de dar buenos consejos.

Las tiendas de libros usados tienen la enorme ventaja de que nos permiten comprar mucho con una inversión pequeña, lo que hoy día no es un dato menor. Igualmente requieren de un personal adecuado, como en una tienda de novedades.

Pero para quienes no disponen de tiempo las compras online son una solución perfecta. El asesoramiento es automático pero en general excelente. Por ejemplo, cuando uno compra un determinado libro inmediatamente sugieren otros. Si a usted le interesa tal libro, seguramente le pueden interesar tales otros… y ahí aparecen sugerencias bastante adecuadas.

El otro punto, además de dónde comprar, es qué comprar. Un error muy frecuente es buscar libros de lectura fácil para las vacaciones. Sin embargo justamente es el momento en que disponemos de tiempo para poder concentrarnos un poco más. Mi punto es justamente el inverso: las lecturas más livianas para cuando estamos más cansados y lo más contundente para cuando tenemos tiempo.

Imagen: flickr.com