Cine y TV

Contagion: el virus del final

No dudamos que la última película de Steven Soderbergh, Contagion (Contagio, 2011), a punto de llegar a los Cines españoles,  va dar mucho de que hablar en los meses próximos. Y es que su argumento (sobre un virus letal de efectos globales) tiene su reflejo en la más inmediata realidad: la pandemia de la gripe porcina, ocurrida entre los últimos meses del 2009 y buena parte del 2010. Dicho virus nos enseñó algo: la fragilidad humana sigue siendo avasallante cuando se trata de virus.

Contagion parte de esa misma idea: un día, en varias ciudades del mundo, aparece un virus altamente contagioso, letal en muy pocas horas, y que muta con increíble facilidad, lo que impide encontrar una vacuna. La película se centra en el grupo internacional de médicos del CDC (Centro de control de Enfermedades) que intenta detener la pandemia.

El film, a pesar de tratarse de una producción de gran presupuesto, con un gran elenco que incluye a Matt Damon, Gwyneth Paltrow, Laurence Fishburne, Jude Law, Kate Winslet…, no renuncia al toque personal de uno de los directores más interesantes del cine actual: Soderbergh muestra su tono meticuloso y sosegado para abordar esta narración coral, en donde para cada ciudad del mundo atacada por esta enfermedad letal (Canadá, Estados Unidos, Italia, Hong Kong…)  merece un tratamiento visual distinto.

Contagion provocó gran expectativa en Cannes, por su gran elenco y por el significado que tiene el regreso de Soderbergh a los grandes presupuestos. Sin embargo, no se trata de otra cinta tibia en sus planteamientos, y es que no deja de lado la controversia al presentar y denunciar el papel que las farmacéuticas han tomado (y toman) en la presencia de las enfermedades a nivel global: en su búsqueda del origen de la enfermedad, los investigadores de Contagion llegarán a un laboratorio particular, donde descubren que hay corporaciones que juegan a Dios y a la selección natural al mismo tiempo. La consecución de la vacuna que podría salvar a millones de personas se ve obstaculizada por intereses ominosos…

Reflexión sobre la fragilidad del tejido social ante una catástrofe y la relatividad de los vínculos cuando está en juego la sobrevivencia personal, visión total de una humanidad globalizada que sin embargo no puede dejar atrás su más básicas desigualdades, Contagion es una elegía coral a lo mejor de la humanidad, contada con frialdad de cirujano, y pulso de gran cineasta.

Contagion se estrena en España el 14 de octubre.