ArteEventos

Correspondencia personal expone al Salinger cotidiano

Harán bien los autores en pensar a quién le escriben, y sobre qué. Una colección de cartas personales que el recientemente fallecido J.D. Salinger escribió a Michael Mitchell a lo largo de 40 años serán centro de una exposición en Nueva York... y la comidilla de los buscadores de chismes literarios.

Mitchel entregó las cartas al coleccionista Carter Burden, y Burden las donó a la Morgan Library, en cuyo museo pueden ser contempladas.

En estas cartas Salinger habla de las primeras mieles del reonocimiento que le valió la publicación de The Catcher in the rye (El Guardián entre el centeno), su padecimiento ante la degeneración de la Nueva York clásica (ciudad que dejó para refugiarse en New Hampshire), su a amor por el metro y dos misteriosos libros en los que trabajaba.

Según estas misivas, aunque no publicó después de su novela más célebre, se levantaba temprano todos los días, y escribía.

Fuente: La Jornada
Imagen:
Boston