Cine y TVLibros

Cuando leer una precuela

Las precuelas están de moda. En la literatura y el cine, la tendencia de extender ciertas historias con los sucesos previos está a la orden del día. Pero la paradoja de que una historia que sucede antes se publique después nos pone en la disyuntiva de pensar “¿cuándo hay que leer una precuela?”.

Claro está que estamos hablando del caso de una persona que al momento de la publicación de la precuela no ha leído el primer libro. No hay mucha alternativa: o leemos los libros en el orden de publicación aunque anticipándonos en la historia del relato, o los leemos según la cronología de la narración, aunque invirtiendo el orden de publicación.

Aunque a priori suena más lógico leer primero aquel libro que narre hechos que han sucedido antes en la historia, lo cierto es que la mayoría de las veces las precuelas apuntan al lector que ya ha leído el primer libro: tienen guiños, intentan explicar asuntos no del todo claros en la primera historia publicada e inclusive podrían no llegar a entenderse de no conocer los sucesos que van a venir después.

Además, hay que tener en cuenta la evolución del autor: es probable que su estilo y madurez haya mutado entre el momento en que escribió un libro y su “posterior precuela” y quizás sea mejor plan ver esa evolución leyendo en primer lugar aquel libro que se ha publicado primero.

Imagen: elmistico