Cine y TV

David Lynch hace música

Vivimos una época de vacas flacas para los héroes de antaño: Scorsese hace una película infantil (Hugo) con una seriedad digna de otras epopeyas; Spielberg ha sido ingnorado esta año no una, sino dos veces, por la Academia y el público (Tin Tin y Caballo de guerra han pasado con más pena que gloria a pesar de sus méritos).  Y por si eso no fuera suficiente, David Lynch no sólo ha confirmado que abandona su carrera como director: además, se mete a rocanloear.

El resultado de esta aventura ya se puede ver en Internet. El primer sencillo (como se dice en estos casos) es una larga canción de más de 7 minutos que da título al álbum, Crazy Clown Time (La hora el payaso loco), y que viene acompañado de un vídeo que significa el breve regreso del director de Blue Velvet a lo que hace mejor: dirigir.

Una pieza que Lynch mismo ha descrito como una “intensa locura psicótica de patio trasero, propulsada a base de cerveza”, el vídeo de Crazy Time Clown presenta las obsesiones del director en estado puro: el patio trasero americano, la barbacoa, lo amigos…. pasados por la alienación pura y la locura en su grado más salvaje. Un descenso a los infiernos detrás de las apariencias que no deja indiferente a nadie.

httpv://www.youtube.com/watch?v=6QJpY2VNP0E

La música es otro tema. En sus mejores momentos, Lynch suena como los peores momentos de su compositor de cabecera, Angelo Badalamenti. La voz de ardilla de la que hace gala es otro tema…