Música y Teatro

Declaran oficialmente muerto al guitarra de Manic Street Preachers

Declaran Oficialmente Muerto Al Guitarra De Manic Street PreachersSin duda alguna esta es una de las historias más curiosas de la cultura pop de los últimos tiempos: un día, y así como si nada, uno de los músicos de una exitosa banda de brit-pop desaparece del mapa como si se lo hubiese tragado la tierra y nunca más de él se supo nada. Se trataba de Richey Edwards, quien fuera guitarrista, compositor y letrista de la banda galesa Manic Street Preachers. Corría el año 1995 y, al día de hoy, nada más se volvió a saber de él. Es por esto que la justicia de su país lo declaró oficialmente muerto después de 13 años de que no se sepa nada de su paradero.

Corría el año 95 cuando Edwards abandonó un cuarto de hotel, que dejó pago previamente. Y desde ese momento nunca más se supo de él absolutamente nada. Se sabía que varias veces había flirteado con el suicidio y también que tenía una misteriosa tendencia hacia vertientes esotéricas. Pero lo peor se temió cuando su coche se encontró aparcado en el puente Severn, que une Inglaterra y Gales. Este es un sitio habitualmente escogido por los suicidas, pero lo cierto es que jamás se encontró su cadaver.

Mientras tanto, sus compañeros de grupo parece que, después de tanto tiempo, ya han empezado a hacerse a la idea de que su ex integrante ya es parte del pasado (incluso habían reservado parte de las regalías por si reaparecía) y consideran que es el momento de emplear algunas letras que Edwards dejó escritas antes de su misteriosa partida. Estas líricas serán empleadas en el próximo album de estudio del grupo galés.

Obviamente, el mito se alimentó con el correr del tiempo, como suele suceder en este tipo de casos. No faltó quien dijo que lo vio en la India y hasta incluso en España. En su vehículo estaban sus tarjetas de crédito, su dotación de prozac y también un libro que rezaba misteriosamente “Cómo desaparecer por completo”. La cuestión es que, 13 años después, Richey Edwards fue declarado oficialmente muerto por la justicia británica. Aunque tal vez haya cumplido con lo que proclamaba su última lectura.

Fuente e imagen: El Mundo