Cine y TVEventos

Willy Toledo, el piquetero

¿Qué nos ha dejado la Huelga General del pasado 29M? A pesar de su pomposo nombre y de convocatiria (total, según los sindicatos; tibia, según el Gobierno), más bien poco. La Reforma Laboral no sólo ha quedado intacta; además, las escenas de destrozos en locales y mobiliario urbano le ha ganado una mayor aprobación. Los malos, según los medios, han sido los de siempre. Los trabajadores y parados reaccionarios que frenan el avance de España quemando un Starbucks.

Sin embargo, el 29M si que nos ha dejado algo positivo: el resurgimiento del cabecilla de las grandes causas, Willy Toledo.

Pocos recuerdan y a menos les importa el debate que el actor provocó hace dos años cuando declaró que, el preso cubano fallecido a causa de una huelga de hambre no era un activista encarcelado, sino “un preso común”. Desde el 2003, Toledo ha protagonizado, cada vez que puede, protestas y actos a favor de la independencia del Sahara.

En un nuevo episodio de su lucha contra los poderes, Toledo fue arrestado la noche del 29M. Según testigos y el agredido, el actor y otros dos piqueteros la emprendieron contra un hostal madrileño cuando su propietario se negó a cerrar para unirse a la huelga. Toledo y sus compañeros fueron arrestados unas horas después.

El actor, tras brindar declaración, ha sido puesto en libertad, pero pesa sobre él una doble acusación: daños y delitos contra los trabajadores.

No es la primera vez que el protagonista de 7 vidas se enfrenta a una detención: ya en el 2010 fue arrestado tras irrumpir en plena sesión del Congreso para protestar por la situación del pueblo saharaui.