Excursiones y Aventura

Donde el vino y la historia se unen

210000

Ahora que se acerca el buen tiempo, es momento de coger el coche y poner rumbo a visitar lugares desconocidos. Pero para eso no es necesario viajar muchos kilómetros, porque muchas veces hay sitios por descubrir muy cerca nuestro. Es el caso de Olite, una localidad situada en Navarra con mucho que ofrecer; un lugar donde la historia y el mejor vino navarro se dan la mano.

Su atractivo principal es el conjunto monumental del Palacio Real de Olite, declarado Monumento Nacional desde 1925. Se compone de tres partes: El Palacio Viejo, que es actualmente Parador Nacional, el Palacio Nuevo y las ruinas de la Capilla de San Jorge. El Palacio Nuevo es la parte más extensa y visitable y su construcción fue ordenada a principios del siglo XV por el rey Carlos III de Navarra. Sirvió de residencia real hasta la unión del Reino de Navarra con el de Castilla. Está formado por un conjunto de patios, estancias, fosos y jardines, rematados por numerosas y pintorescas torres a las que también se puede acceder.

El Palacio puede visitarse por libre, dejándose guiar por su hermosa arquitectura. Pero para aquellos que prefieran conocer el edificio en profundidad, hay audioguías disponibles, así como visitas guiadas y teatralizadas, que son la manera más divertida de descubrir su historia.

Para completar la visita, a escasos 100 metros del Palacio se encuentra el Museo del Vino de Navarra, un museo muy moderno que acerca al visitante todos los aspectos relacionados con la cultura del vino a través de proyecciones, audiovisuales y música. Además, al final de la visita os invitarán a una copa de vino navarro.