Cine y TV

Crítica: Dos más dos

La rutina de una pareja que lleva más de 15 años despierta la curiosidad de la mujer que la integra en búsqueda de nuevos placeres íntimos. Sin embargo, en esa búsqueda la postura conservadora de su marido será un obstáculo. Esa es la premisa de “Dos más dos”, la comedia de Diego Kaplan que protagonizan Adrian Suar, Julieta Díaz, Juan Minujín y Carla Peterson.

No dos sin cuatro

Emilia y Diego son una tradicional pareja que lleva más de 15 años junta. Han caído en la rutina, a diferencia de sus amigos Ricardo y Betina que luego de una década juntos se muestran como el primer día. Es que ellos 2 parecen haber encontrado el “secreto” para la felicidad eterna en pareja: el intercambio de parejas. Cuando Betina le cuenta esto a Emilia, ella le propone a Diego intentarlo, pero él se niega rotundamente por sus férreos principios morales y sus miedos personales.

Conservadurismo vs gente cool

El logro del film es aprovechar al máximo el contrapunto cómico que se genera entre el conservadurismo del personaje de Adrián Suar (Diego) y el resto de los personajes. Aunque algunos aspectos del film son un poco forzados (la constante insistencia de sus amigos a hacer un intercambio de parejas, algunos encuentros callejeros fortuitos  y el hecho de que en una fiesta swinger todas las mujeres son de bellas para arriba), la narración fluye de forma bastante natural y sabe cambiar de tono a tiempo: hay momentos dramáticos, momentos incómodos y momentos que desatan la carcajada del espectador.

Un dato de color: la ocupación de las salas cinematográficas donde se exhibe el film está compuesto por un 90% de parejas.

httpv://www.youtube.com/watch?v=wxgRhLwSzWc

Foto: Captura de guia.lanacion.com.ar