Música y Teatro

“Drácula” llega al teatro Marquina de Madrid

Una nueva versión de la historia del vampiro más famoso de todos los tiempos llega a Madrid. “Drácula”. La historia de este misterioso conde rumano llega al escenario de la capital española en la versión adaptada por Jorge de Juan.

La novela “Drácula” de Bram Stoker ha tenido múltiples adaptaciones tanto al cine como al teatro. En nuestros días, una nueva versión llega al teatro de la mano de Jorge de Juan y Eduardo Bazo, directores de este nuevo montaje  interpretado por Emilio Gutiérrez Caba, Ramón Langa, César Sánchez, María Ruiz y Martín Rivas.

Se trata de una puesta en escena donde el terror y la reflexión son dos de los pilares que sustentan la historia a la vez que una imponente escenografía que sorprenderá al público. La historia es la de siempre: la de un misterioso conde rumano con un oscuro secreto que solo el profesor Van Helsing podrá descubrir.

“Drácula” se puede ver hasta el 29 de febrero en el teatro Marquina de Madrid (Prim, 11, la estación de metro más cercana es Banco de España de la línea 2). Las funciones se llevan a cabo los días viernes y sábado a las 20.30 y 22.30, los domingos a las 19.00 y los martes, miércoles y jueves a las 20.30.

Las entradas cuestan 25 euros y se pueden comprar en las taquillas del teatro, en el sitio web www.entradas.com, telefónicamente al 902 488 488 y en cajeros de Caja Madrid e Ibercaja. Se pueden realizar reservas para grupos al 91 532 85 54.

  • Esther

    Fui con mucha ilusión, a pesar de la mala situación económica en mi casa, hice la inversión de comprar dos entradas para celebrar el cumpleaños de mi pareja, tenía que ser buena, con ese reparto tan estupendo.

    Da vergüenza ajena, y sales enfadada.

    No sé qué pensarían los que trabajaban en la obra, pero cuando en una obra de terror se recogen carcajadas… Al menos así fue el pasado 5 de Febrero.
    La adaptación es francamente mala tanto si has leído el libro como si has visto las películas. Los actores dan la sensación de necesitar un par de meses más de ensayo, olvidos de texto, confusión de nombres, coreografía absurda sobre el escenario y una falta de química clamorosa… Una ya cuenta con que en toda obra le cuelen alguna “promesa juvenil” que interpreta de pena pero que está de muy buen ver, este es el caso de los actores que interpretan a Mina y Jonathan. Olviden a Renfield, el loco, rico personaje completamente desaprovechado tanto por quien ha adaptado el texto como por el actor que lo interpreta.

    Lo peor, la decepción con Emilio Gutiérrez Caba, tras verle trabajar de manera soberbia en otras obras… qué pena.

    Lo mejor, la interpretación de la actriz que hace de criada, impecable (más con ese texto).

    Lo más absurdo, prepárense ,si van a asistir a la obra, para ver a un conde Drácula que gruñe, y gruñe tanto que dan ganas de ponerle la antirrábica y sacarlo a cagar al parque.

    El atrezzo parece sacado de una fiesta barata de Halloween.
    Consejo para aquellos que le tengan miedo a los vampiros: acudan, se les pasará para siempre.

  • carlos

    jajaj k bonito niños k no es bonito no bale ajjajaja la berda ç

  • la moreni con sabor

    ba ba ba ba ba ba ba ba  k as co de esto apesar ke no se de ke ba jjajajajajajja bsss pa todos muakkkk pa morritos  jajajjajjaja adios