Noche y Gastronomia

El Almirez: tradición en los fogones

Detalle de alcachofas

En esta época de contrastes y cambios vertiginosos, la cocina no escapa de los mismos y llevamos viendo en los últimos años una clara tendencia a aligerar los momentos gastronómicos para llevarlos a entornos más informales y socorridos para el bolsillo. Las neo tabernas de las que ya hemos hablado aquí o las medios raciones o medios menús forman parte de esta tendencia muy en boga hoy en día en nuestras ciudades.

En este contexto algunos locales siguen siendo referencia del clasicismo gastronómico con fórmulas tan sencillas como un excelso producto, un trato personal y familiar y un agradable tiempo de comida y sobremesa.

En esta línea se enmarca el maravilloso restaurante vasco-navarro El Almirez. Con más de quince años de trayectoria y situado en la Calle Maldonado 5, en el barrio de Salamanca de Madrid, a El Almirez se viene a comer sosegadamente y a saborear el magnífico rito de un almuerzo o una cena tranquila.

En un comedor de estética clásica, sin alardes y con una relajante decoración, en El Almirez la estrella es el producto. Comenzando, como mandan los cánones por su procedencia geográfica, por unas exquisitas verduras, a la altura de las mejores de la capital. Grandiosas y sencillas sus alcachofas, incomparables sus espárragos y muy sabrosos sus cogollos de Tudela o su pisto de verduras.

Platos en las entradas donde nos enamoran sus croquetas, suaves y perfectas en color y fritura, de morcilla ahumada y pasas o de ternera y jamón. Deliciosa su clásica ensalada templada de langostinos o los huevos a su estilo, del que no desvelaremos el secreto.

En los principales, El Almirez presume de preparar uno de los mejores bacalaos al pil pil de Madrid, y damos fe de ello. Untoso en la salsa, sensacional en su textura. Destacables también son sus chipirones. A las carnes no dejen de probar sus albóndigas o sus mollejitas de lechazo y si el estómago es generoso prueben ese arroz caldoso con almejas que levanta a un muerto. Salud.