Eventos

El Cubo de Rubik cumple 40 años

Rubik's_Cube_cropped

¿Quién no ha intentado alguna vez resolver el endiablado Cubo de Rubik? El juguete más vendido de todos los tiempos cumple 40 años.

El Cubo de Rubik está de cumpleaños. Según las estadísticas, una de cada siete personas ha trasteado alguna vez, con mayor o menor éxito, con este juguete que combina habilidad con inteligencia. Nacido en 1974 de la mano de Ernö Rubik, un arquitecto y escultor que trabajaba en el Departamento de Diseño de Interiores en la Academia de las Artes y Trabajos Manuales Aplicados en Budapest, en la Hungría bajo el orbe soviético. Se suele decir que el cubo fue construido fue diseñado y construido como una forma de hacer entender a los estudiantes los objetos tridimensionales, aunque el propósito de Rubik era resolver un problema estructural: cómo mover las partes de un mecanismo  independientemente sin se desmoronara. Además, al parecer Rubik no se percató de que había ideado un rompecabezas hasta que mezcló el cubo e intentó devolverlo a su posición originaria.

Llamado originalmente Cubo Mágico (Bűvös kocka) en Hungría, se convirtió en un éxito mundial a partir del momento en el que la empresa Ideal Toys Company comprara la patente y lo produjera en masa en la misma Hungría. El Cubo de Rubik se convirtió en uno de los símbolos estéticos de la década de los 80 y ha tenido decenas de versiones, con figuras más complicadas (con 16 cuadrados por cara en vez de 9), o más sencillas como el Cubo de Bolsillo (con sólo cuatro cuadrados por cara) o Cubos tan diminutos que servían de llavero.

En la actualidad existen incluso competiciones, que valoran el número de movimientos necesarios y el tiempo utilizado. En este último el plusmarquista mundial es el holandés Mats Valk, quien arrebató el récord al australiano Feliks Zemdegs, dejando el crono en la impresionante cifra de 5,55 segundos.