Cine y TV

El estreno de la semana: Noche de miedo

El director Craig Gillespie se suma a la inagotable ola de remakes, y nos trae en esta ocasión su reversión de una cinta más bien olvidada de los ochenta: Fright Night (Noche de miedo). Y, para sorpresa nuestra y de muchos, logra una película digna, que merece verse independientemente de la cinta original.

La trama, al igual que la de la película original, está en la línea de “el vampiro de la puerta de a lado”: un adolescente (Anton Yelchin) descubre que el vecino recién se ha mudado es un chupasangre. Como es de esperarse, el adolescente se las ve negras pues nadie le cree, y cuando las desapariciones en la casa de al lado se suman, no le queda de otra que enfrentarse al monstruo solo.

La actuación de Collin Farrell como el vampiro, y una trama que coquetea con el gore y los aspectos más duros de la leyenda vampírica, hacen de esta cinta un agradable antídoto contra lo que la saga Crepúsculo le ha hecho a la figura del no-muerto. Poco romanticismo, mucha mala leche, y buenas dosis de sangre.

Noche de miedo (Craig Gillespie, 2011)
Sobre un guión Marti Noxon
Con Colin Farrell, Toni Collette, Anton Yelchin, David Tennant