Cine y TV

El fin de la saga “Crepúsculo”

MV5BMTcyMzUyMzY1OF5BMl5BanBnXkFtZTcwNDQ4ODk1OA@@._V1._SY317_

Después de cuatro ediciones y unas recaudaciones más que millonarias, la saga “Crepúsculo” estrenó el viernes su quinta entrega, “Amanecer Parte 2″, y se despidió para siempre (para alegría de unos y tristeza de otros). En la película Kristen Stewart Robert Pattinson dan vida a unos padres encargados de proteger con uñas y dientes a su hija, una inquietante niña que crece demasiado rápido y cuya vida corre peligro por la intransigencia de los Vulturi.

La saga, escrita por Stephanie Meyer, ha vendido más de 100 millones de copias en todo el mundo y se ha convertido en todo un fenómeno fan, sobre todo gracias a sus adaptaciones cinematográficas. Sin embargo, muchos no llegan a comprender el éxito de una historia de vampiros que son la antítesis de los vampiros en sí. Al fin y al cabo, lo que importa es el amor (eso sí, casto, puro y contenido), rozando lo empalagoso. Por eso seguramente, su público es fundamentalmente adolescente.

Y por si a la película le hiciera falta más publicidad, la presentación en Madrid estuvo rodeada por la polémica creada por sus protagonistas, Robert Pattinson y Kristen Stewart, en la vida real. Ambos mantenían una relación sentimental más allá de las pantallas, que se vio truncada por una infidelidad de ella con el director de “Blancanieves y la Leyenda del Cazador”, que Stewart protagonizó. Según algunas fuentes, la pareja podría haberse reconcialido. De lo que no hay duda es que el morbo de la historia ha movido muchos titulares, dándole publicidad al estreno. De eso, y de que parece que, fuera de la pantalla, Kristen tiene bastante más sangre.