Cine y TV

El fin del mundo empieza en Barcelona

image

Desde hace unos años, quizá por la situación que vivimos, las películas apocalípticas vuelven a estar de moda. Y el cine español no duda en subirse al carro. Películas como REC o Fin, de la que hablábamos hace unos meses, han demostrado que la calidad y las buenas historias sobre el fin del mundo no sólo están al otro lado del Atlántico. Ahora le llega el turno a Los últimos díasuna película que nos muestra que el Apocalipsis no siempre empieza en Nueva York o en Londres.

En Los últimos días, una extraña epidemia causa una agorafobia mortal a la población, que se ve obligada a recluirse en lugares cerrados. Entre los supervivientes se encuentran Marc (Quim Gútierrez), que emprenderá la tenaz búsqueda de su novia Julia; y Enrique (José Coronado), un malhumorado pero resolutivo ejecutivo que trabaja en su misma empresa. Ambos deberán colaborar para salir del edificio que les aprisiona, aunque sea por las alcantarillas de la Ciudad Condal.

La parte más emocional se ve resuelta por los numerosos flashbacksque paulatinamente van introduciendo la historia de los personajes principales, que lucharán por recuperar algo de su vida anterior.

Lo que más sorprende de la película es su escenario. Estamos tan acostumbrados a que el Apocalipsis cinematográfico se desarrolle en grandes ciudades, normalmente americanas, que sobrecoge ver las imágenes de Barcelona desolada, plagada de incendios y cadáveres. Para sus directores, los hermanos Álex y David Pastor, no había otro lugar mejor para situar los hechos que su ciudad natal, lo que consigue esa sensación de cercanía.