Cine y TV

El hijo de Woody Allen reniega de su apellido

Captura

Es posible que el nombre de Woody Allen rubrique muchos de los grandes filmes de la historia y que su obra fílmica sea estudiada en todos los cursos de cine, pero en lo que se refiere a su vida familiar las cosas no han también. El único hijo biológico del cineasta neoyorquino no quiere saber nada de su padre.

Ronan Allen, becado en la Universidad de Oxford y flamante político, tenía cinco años cuando dejo de ver a su padre, el cineasta Woody Allen. Entonces, en 1992, Allen padre confesó que se había acostado con su hija adoptiva, Soon-Yi, y se separó de la madre de Ronan, la actriz Mia Farrow.

Como si se tratara de un parlamento de un guión de Allen, Roland señala sus motivos para el extremo alejamiento de su padre:“Él es mi papá, que está casado con mi hermana. Eso me convierte en su hijo y su cuñado”.

Sin embargo, Roland Allen no se toma las cosas como una humorada: “Es una enorme trasgresión moral. No puedo ni verlo, no puedo tener una relación con él y ser moralmente consistente”.

En los noventas, Allen y Farrow eran una de las parejas creativas más consistentes de Hollywood: coladores habituales (los más célebres títulos de Allen como Broadway Danny Rose, The Purple Rose of Cairo, Hannah and Her Sisters, Radio Days y Alice la incluyen en papeles importantes). Antes de tener un hijo biológico habían adoptado a tres niños, incluyendo a Soon-Yi. El escándalo desatado por la relación del director con la entonces adolescente aún tiene, por lo visto, terribles resonancias.