Libros

El Ministerio de Defensa digitaliza joyas bibliográficas

El Ministerio de Defensa ha emprendido la tarea de digitalizar el impresionante acervo de sus 59 bibliotecas. Un tesoro bibliográfico que incluye manuscritos, incunables, láminas, grabados, mapas y ejemplares únicos.

Estas joyas (por su belleza y por el conocimiento que encierran) son totalmente desconocidas para el gran público. Para asegurar la difusión que merecen, el Ministerio de Defensa ha iniciado su digitalización. Se estima que a finales de este 2011 se contará con una página web con los fondos más importantes, de acceso gratuito.

Se trata de un acervo bibliográfico compuesto por 1.805.633 ejemplares. 220.372 son anteriores a 1901. A pesar de lo que podría pensarse, no sólo se compone de obras militares y de guerra (como tratados sobre fortificaciones, artillería, caballería…), sino que también incluye obras de botánica, matemáticas, veterinaria, astronomía… Una selección que se puede consultar en el volumen Libros y bibliotecas.

Si quieres conocer más sobre libros antiguos, asiste a los cursos que se ofrecen.

Entre las piezas más destacadas de este tesoro bibliográfico se encuentran joyas de la imprenta europea como el Astronomicum caesareum, de Petrus Apianus, con una impresión fechada en 1540. Se trata de un manual de astronomía que recoge los conocimientos de Ptolomeo, con hermosos grabados a color, esferas móviles para representar el tránsito de los astros y descripción de cometas.

El acervo del Ministerio de Defensa también incluye el manuscrito Cerramientos y trazas de montea, de Ginés Martínez de Aranda (finales del siglo XVI), tratado de cantería que no se publicarse .Otra de sus obras es un manuscrito de artillería: el Antonelli (1560), y que refleja  una propuesta de fortificaciones que el ingeniero italiano desarrolló para a Felipe II con la idea de proteger la Península de invasores.