Libros

El Predicador no va más

El Predicador No Va Mas2Entre todas las noticias sobre adaptaciones de historietas (o cómics, si es usted uno de los entendidos) seguíamos con pasión y expectivas esa que rimaba sobre una posible versión para televisión de las aventuras de Jessy Custer, nuestro hombre de fe favorito.

HBO, al parecer, ha mostrado serias reservas acerca del proyecto, y Mark Steven Johnson, el director tras la iniciativa, ha desistido (y tomando en cuenta que se trata del director tras las adaptaciones de Ghost Rider y Daredevil, quizá la noticia es más buena que mala).

La nueva cupula de HBO (televisora a la que debemos clásicos como Los Soprano, Weeds o A dos metros bajo tierra) no vio buenos ojos la creación de Garth Ennis, uno de los guionistas más interesantes y brutales del nuevo siglo.

Siendo sinceros, podemos entender a los ejecutivos de HBO, pues en The Preacher (publicado por Vertigo hace algunos años) se pueden encontrar:

-Un fan de Kurt Cobain que, al intentar emular el suicidio de su ídolo, queda con la cara de culo… literalmente

El Predicador No Va Mas

– Una secta que ha mantenido el linaje de Cristo y cuyo último descendiente es un espécimen de ojos saltones que se olvida de ir al baño
– Una pareja de detectives sexuales que terminan sodomizando a un ángel

– Un villano calvo al que se van amputando partes del cuerpo en cada episodio

Entre otras cosas.

Ante la solicitud de “rebajar el tono” de esta historia sobre un predicador que en compañía de una asesina a sueldo y un vampiro irlandés, busca a Dios para ajustarle cuentas (literalmente), Johnson dijo “No, gracias“, y se bajó del barco.

Aunque podría convertirse en una película, parece que no quedan esperanzas para ver a Custer, Caraculo, Cassady y Tulip en la pantalla chica. Uno de los encantos del proyecto era que cada episodio estaría dirigido por un director diferente. Se barajaban los nombres de Robert Rodriguez, Kevin Smith y, sí, Quentin Tarantino.

Mejor suerte para próxima, peregrino.

Fuente | Slashfilm

Imagénes | Dreamers | Across the counter