Libros

El Príncipe, de Nicolás Maquiavelo. Análisis III

El Principe De Nicolas Maquiavelo Analisis IiiEn varios post anteriores venimos analizando algunos de los aspectos más destacables de esta obra, la más conocida de Nicolás Maquiavelo. El autor, basado en múltiples ejemplos históricos analiza cuáles son las formas de llegar al poder, y sobre todo cómo conservarlo (este es el aspecto más complicado para Maquiavelo). Veremos hoy la postura del autor sobre una de las formas de llegar al poder, que son las crueldades.

En primer lugar diferencia dos tipos de crueldades: las buenas y las malas. Pero aquí destaca algo muy importante, cuando dice buenas o malas no lo hace en un sentido moral, sino en un sentido pragmático. De hecho, textualmente cuando las diferencia dice “si a lo malo se le puede llamar bueno”. Las buenas crueldades son las que sirven para llegar al objetivo, y las malas son las que tendrán consecuencias contrarias al objetivo.

Según su análisis, las buenas crueldades (por lo tanto las que son útiles) se deben aplicar al inicio del proceso de la toma de poder, deben ser muy bien planificadas y tienen que ser muy breves en el tiempo. Toda la violencia necesaria y las ofensas, tienen que aplicarse de una sola vez y solo en cantidad necesaria.

Porque si se comete el error de aplicar malas crueldades, es decir, si se actúa con timidez en este sentido, al inicio, las consecuencias son negativas. Actuar así tendría como consecuencia que las crueldades se prolonguen en el tiempo, ya que surgen conspiradores, lo que es altamente poco recomendable. Hay que determinar bien cuáles son los individuos que pueden ser un peligro. En otra de sus obras dice algo muy interesante: “A los hombres poderosos o no hay que tocarlos, o si se los toca hay que matarlos”.

Si bien las crueldades deben aplicarse en un período muy breve para dañar menos, lo contrario ocurre con los favores. Estos tienen que ser prodigados de a poco, para poder ser saboreados, según su propia expresión.

Imagen: edirectory.co.uk