Libros

El Príncipe, de Nicolás Maquiavelo. Análisis

El Principe De Nicolas Maquiavelo Analisis

En un post anterior veíamos algunas generalidades de esta obra tan comentada y poco leída. Es un pequeño libro que trata sobre el poder: cómo alcanzarlo y conservarlo. Dentro de su contexto histórico se refiere a los principados, que son el tema de la primera parte del libro. En la segunda habla de la conducta de los príncipes y cómo deben comportarse para tener resultados exitosos. Pero no hay que perder de vista que el tema central es el poder, por lo que prácticamente todo lo que se dice es extrapolable a un plano más amplio.

Para Maquiavelo los principados pueden ser antiguos (o heredados), nuevos o mixtos. Estos últimos son los que surgen por anexiones, por ejemplo debidos a matrimonios. Las características de cada uno de ellos requieren diferentes formas de mantener el poder, y son acechados por amenazas distintas.

Para que un principado sea exitoso requiere de dos puntos claves: leyes y armas. Sólo estas últimas garantizan el cumplimiento de las primeras. Sin embargo, la fuerza de las armas no puede estar en manos de mercenarios, ya que su conducta es muy variable y no es en absoluto segura. Por lo tanto, el ejército tiene que estar en manos de miembros de ese principado. La motivación es diferente así como los resultados.

Los principados nuevos son motivo de un análisis más extenso. Se pueden obtener de dos formas: por virtud o por fortuna. El primer caso se refiere a la fuerza y requiere de la misma para mantenerse. Dice algo muy interesante: “Todos los profetas armados han vencido, desarmados se han arruinado”. El pueblo es extremadamente variable en cuanto a sus deseos y las armas son buenas para convencerlos.

Los adquiridos por fortuna se refiere a los que se obtienen con fuerzas ajenas. Son difíciles de conservar pero no imposible si se entiende a tiempo la necesidad de tener fuerzas propias. Pone un ejemplo: César Borgia, que llegó al poder por su padre, el papa Alejandro VI. Sin embargo, el uso de la fuerza y una gran astucia lo hicieron exitoso.

Imagen: uah.es