Libros

El realismo mágico (III)

El Realismo Magico I I I

En dos post anteriores veíamos las características más destacables de este género literario. En el primero intentamos definirlo, mostrar sus principales exponentes, y ubicarlo en tiempo y espacio. En el siguiente analizamos algunos de los recursos más usados. Una acción que se desarrolla en un medio de pobreza y explotación, la alternancia de narradores, son sólo dos de los aspectos ya vistos.

El manejo del tiempo es uno de los recursos que se emplea con mayor fuerza. Se puede hablar de un tiempo cronológico, donde los hechos ocurren y se narran en orden. Por otro lado, puede haber un tiempo estático, donde la acción se detiene de un modo fotográfico y así permanece. También puede variar en sentido de retroceder, y el pasado (cambiante) se mezcla con el presente. Y no quedan fuera de estos recursos los avances o predicciones. Los personajes pueden no sólo predecir hechos, sino que simplemente desplazarse a ellos.

Sin embargo, es importante destacar que no se descuida el aspecto real. Lo cotidiano se vive en detalle. No todo es un desplazamiento onírico. Se viven ambos mundos. Por lo tanto, los personajes viven y sienten de forma real. Se enferman y mueren. Claro que esto puede ser reversible, pero mueren. No se explica lo mágico, es natural. Como tampoco se explica lo real, es también natural.

La mezcla de culturas está presente en los personajes. El mestizaje es casi una norma. Es que Latinoamérica es mestiza, y eso se quiere reflejar. Es el resultado de dos culturas, una vencedora y otra vencida. Claro que no en su totalidad ninguna de las dos, ni tan vencedora ni tan vencida.

En post siguientes veremos algunas obras.

Imagen: flickr.com