Música y Teatro

El último adiós a Manolo Escobar

Manolo_Escobar_2010_-_Foto_Pedro_Andreo

Se nos ha ido el gran cantante Manolo Escobar ¿quién no ha tarareado alguna vez alguna canción de esta gran figura, como por ejemplo el  “Porompompero”,  “Mi carro”, “La minifalda” o “Viva el vino y las mujeres”?  Antes que nada, desde aquí quisiera hacer llegar mis condolencias a la familia y allegados del artista.

Recordemos que fue todo un icono de la canción española, éxito de los años sesenta  y actor de bastantes películas, junto a actrices tan famosas como Concha Velasco o Rocío Jurado.

Muchas veces tendemos a creer que los grandes artistas no se hacen mayores, los tenemos grabados en nuestra memoria, sus espléndidas actuaciones quedan impresas en nuestra memoria y no asumimos, que al igual que nosotros, ellos también acusan el paso de los años y las enfermedades. De hecho, ya en el año 2010 supimos que Manolo Escobar sufría un cáncer y que se había ido retirando de los escenarios.

Manuel García Escobar nació en El Egido (Almería)  el 10 de octubre de 1931. Con 15 años se instaló con dos de sus hermanos en Barcelona, y aunque trabajó en muy diversos empleos, su gran ilusión fue siempre cantar. Y poco a poco, las galas y actuaciones fueron siendo más frecuentes y exitosas hasta llegar a 1961, cuando en Córdoba, en el teatro Duque de Rivas, con su propio espectáculo “Canta Manolo Escobar” se convirtió ya en un éxito definitivo. Desde entonces ha sido ídolo de muchísimas personas y sus discos, siempre famosos. Y aunque siempre se mantuvo fiel a sus orígenes (pasodobles y rumbas), su estilo iba adaptándose, y acorde con los tiempos, modernizándose.

En cuanto al cine, fue en 1963 cuando debutó con la película “Los guerrilleros”, y hasta 1980 interpretó diversos personajes, siempre entrañables, cercanos al pueblo llano, rodeado de bellas actrices.

Casado desde el año 1959 con Anita Marx, formaban una pareja muy unida. Se conocieron en Playa de Aro, y se enamoraron al instante, sólo tres meses después se casaban en Colonia. Anita siempre estuvo al lado de Manolo Escobar apoyándole y cuidándole. Me gustaría recordar aquí una de las canciones que el artista dedicó a su mujer, son toda una declaración de amor y reflejan perfectamente  esos sentimientos que me son difíciles de explicaros con palabras, dice así:

«Anita, que lindo nombre tu nombre cariño / Que bellos ojos tus ojos, tan lindos / Anita, cariños hay en el mundo / Mi vida como el granito / Pero tú sabes mi cielo /Que no existen como el mío / Anita, que dulces labios los tuyos, son míos / Que hermoso nombre tu nombre, cariño, Anita».

Más allá de todos los homenajes y discos de oro que cosechó durante toda su vida, hay que destacar el lado humano de Manolo Escobar, un hombre bueno y amable.

Podríamos seguir hablando de tantísimos detalles de su vida, sus canciones, premios obtenidos, homenajes, su obra y su vida, pero realmente hoy lo que quisiera es publicar este breve artículo como humilde homenaje a Manolo Escobar, un hombre grande al que siempre recordaremos.

Imagen: Wikipedia