Libros

El último cliente

el-ultimo-cliente

Jacinto Rey intenta llevar al lector a un laberinto donde las personas tienen dos imágenes. Es como el positivo y el negativo, cada personaje puede ser culpable y al mismo tiempo inocente. Por eso pensamos que esta novela tiene los mimbres necesarios para convertirse en un éxito.

La acción transcurre en Amsterdam. Un buen día una mujer aparece ahorcada en una de las barcas que se usan en la ciudad para recorrer sus canales. Todo apunta al suicidio y la inspectora Cristina Molen se encarga del caso.

Pero el mismo día se descubre el cadáver de una prostituta en una habitación de hotel. Molen piensa que ambas muertes están conectadas de alguna forma y entra en una investigación que la adentrará por los negros caminos del crimen.

Y en ese oscuro mundo tiene entrada libre el lector. Cualquier personaje es susceptible de ser el asesino y todos, y ninguno, pueden ser los que nos aporten la solución al enigma. El autor sabe aguantar el suspense hasta el final.

Novela muy ligada a la literatura de misterio que se hace en la actualidad, probablemente no sea una obra maestra de la literatura pero sí cumple su función de distraer, y mucho, a los que emprendan su lectura.

Fuente: Viceversa.