Excursiones y Aventura

Escapadas a Canarias: La Palma

La_Palma

Apodada La Isla Bonita, La Palma es la isla más verde del archipiélago canario. Hoy te descubrimos sus rincones más espectaculares.

La Palma es, después de El Hierro, la isla más occidental del archipiélago canario. Pese a no ser muy grande ni muy poblada, dispone de un aeropuerto en el que algunas compañías ofrecen vuelos desde Barcelona, Madrid y otras ciudades importantes. Su gran encanto es su diversidad natural, y su, por el momento, baja explotación turística.

Hay ciertos lugares que no debemos perdernos si tenemos la suerte de visitar esta bella isla. El primero de ellos es la Caldera de Taburiente, el interior de un cráter volcánico declarado Parque Nacional en 1954. En este cráter, de 28 kilómetros de perímetro, 10 de diámetro y más de 1.500 metros de profundidad encontramos la más diversa vegetación, fomentada por la humedad que produce el hecho de que las nubes se estanquen en su interior. Las vistas desde la cima son sencillamente espectaculares.

Si te gusta la naturaleza, no puedes dejar de visitar el Bosque de los Tilos. Situado en San Andrés y Sauces, este bosque, una laurisilva de la época terciaria, parecida al que veíamos en La Gomera, está declarado Reserva Mundial de la Biosfera. Lo ideal es realizar una ruta de senderismo por este idílico bosque, que nos transporta a una época primitiva, disfrutando de unos paisajes asombrosos y de la caminata en un entorno que escapa a cualquier comparación.

Con respecto a las playas, La Palma tiene un buen número de playas paradisíacas, entra las que se encuentran la de Puerto Naos, Charco Verde, Los Guirres, Tazacorte, o la probablemente más espectacular de todas ellas, la Playa Nogales, una playa salvaje de arena negra a la que sólo se puede acceder andando, situada en el noreste de la isla, y frecuentada por surfistas debido la calidad de sus olas.