Excursiones y Aventura

Escapadas culturales: Toledo

117

Bañada por el Tajo, en el corazón de la vieja Castilla, se halla la ciudad de Toledo, una de las ciudades con más historia de España y destino ideal para una escapada cultural.

Considerada como Patrimonio de la Humanidad en 1986 por la UNESCO, Toledo nos puede ofrecer una oportunidad para apreciar sus más de más de dos milenios de historia. Sus orígenes se remontan a la Edad del Bronce, antes incluso de la colonización romana, que se produciría en torno al 193 a. C.  y de la que se conservan restos como el acueducto o el circo. Tras las invasiones visigodas, Toledo se convertiría en capital del reino de Leovigildo, y posteriormente se convertiría también en la capital eclesiástica. En 711 cayó en manos del imparable avance árabe, dominio bajo el cual estuvo hasta el año 1085, en el que el avance de Alfonso VI la devolvió a la corona de Castilla. Ese fue el principio de una era de esplendor para la ciudad, que vivió reinados como el de Alfonso X el Sabio, en el que la ciudad era un hervidero de cultura en la que convivían las tradiciones musulmana, judía y cristiana.

Precisamente esa armonía se vería rota siglos más tardes con Isabel la Católica y su obsesión por expulsar a quien no profesara su religión. Más tarde, con el traslado de la Corte a Madrid en 1563, la ciudad entró en un periodo de profunda decadencia.

Toledo tiene mucho para visitar, como el Castillo de San Servando, el Monasterio de San Juan de los Reyes, el Museo de El Greco (lleno de actividades este año por el cuarto centenario de su muerte), la Sinagoga del Tránsito, la Puerta del Cambrón o el Alcázar,  el punto más alto de la ciudad, que fue víctima de un feroz asedio durante la Guerra Civil. Y no dejéis de apreciar su centenaria fabricación de espadas.