EventosLibros

Escritora alemana cambia una noche por cierre de centrales nucleares

Hay quien está en la postura de llevar la lucha ambientalista muy lejos. Es el caso de la escritora alemana Charlotte Roche, preocupada por la proliferación de las centrales nucleares en su país. Ha decidido poner de su parte para cerrar, al menos, 17 de ellas. Su herramienta para lograrlo: sexo. Una noche al menos.

Charlotte Roche ha ofrecido al presidente alemán Christian Wulff, una noche de pasión si veta el funcionamiento de 17 plantas nucleares. Una propuesta que llevará a cabo a pesar de que ella y Wulff están casados: “Mi marido está de acuerdo. Ahora es la primera dama quien debe autorizar al suyo”.

Por si Wulff guarda recelos, Roche añade: “Tengo el cuerpo tatuado”.

El historial activista de Roche no se limita a propuestas estrafalarias: el mes pasado participó en una manifestación para impedir la llegada de residuos tóxicos desde Francia.

Puede que sea una propuesta ridícula, pero las intenciones son buenas. Y no lo dudamos: de ser aceptada, Alemania tendría un presidente más feliz y un ambiente más sano.

Fuente | Emeequis