Cine y TVMúsica y Teatro

Fallece Constantino Romero

constantino romero 08

Esta madrugada fallecía en Barcelona, a los 65 años, Constantino Romero. El actor, presentador, doblador, locutor y periodista, había anunciado su retirada hace cinco meses después de 47 años de experiencia en los medios de comunicación. Según El País, la causa de la muerte ha sido una enfermedad neurológica.

“Gracias por el afecto. Han sido 47 años de trabajo. Y toda una vida. Radio, televisión, teatro, doblaje. Ha valido la pena. Un abrazo. That’s all folks!” Con estas palabras se despedía de la profesión en twitter el pasado 12 de diciembre. Nacido en Albacete en 1947 pero Barcelonés de adopción, como el mismo se declaraba, Constantino Romero nos deja una extensa carrera en radio, teatro, cine y televisión que inició como locutor en Radio Barcelona y Radio Nacional de España.

Con una Antena de Oro (1999) y dos TP de Oro como mejor presentador de televisión (1996 y 1999), muchos le recordarán en la pequeña pantalla presentando espacios como La Parodia Nacional, Alta Tensión o El Tiempo es Oro.

En el cine encarnó, entre otros papeles, al popular detective Pepe Carvalho en Olimpicament mort, siendo su última aparición en este medio la excelente cinta Herois, de Pau Freixas. Su paso por el teatro y el teatro musical fue prolífico y habitualmente de la mano del director Mario Gas.

Aunque quizás la faceta de Constantino Romero que más haya calado en la memoria colectiva de todos sean sus trabajos como actor de doblaje. Esa voz potente y grave fue la de actores como Roger Moore, Sean Connery, Arnold Schwarzenegger y Clint Eastwood, quien se quedó bastante impresionado cuando se oyó doblado por el actor español. Además, Romero puso también voz a personajes inolvidables como Mufasa, de El Rey León y Darth Vader, de La Guerra de las Galaxias.

Su legado quedará para siempre en esos personajes que no serían lo mismo sin la fuerza y personalidad que les impregnó la voz de su doblador y al cual podremos recordar cada vez que los escuchemos. Descanse en paz.